Impresión de Encuadernación en Ciudad Real

Encuadernación

Encuadernación

Es la operación de juntar, unir, coser varios pliegos o cuadernillos y ponerles cubiertas. Habitualmente, los libros, catálogos y revistas se imprimen en pliegos que contienen muchas páginas, que se han de plegar en plegadoras, juntar los distintos pliegos o cuadernillos en una alzadora y después pegarle la cubierta, en una cubridora, básicamente.

  • - Partes de un libro. Las principales son:
    1. · Cubierta: es, normalmente, la parte más exterior de un libro, es de una sola pieza y abraza al conjunto de hojas de la edición. Se compone de portada, contraportada (o contra), lomo y, a veces, solapas.

      A veces, no es de una pieza, como en las encuadernaciones de alambre, sino que la portada y la contraportada son dos piezas independientes. En estos casos hablamos de Tapa (portada y su página trasera) y la Contratapa (contraportada y su página trasera).
    2. · Interior (también llamado tripa): se cuantifica en páginas (una hoja tiene dos páginas). El grosor (lomo) lo determinará la cantidad de páginas y tipo y gramaje de papel.

  • - Tipos de encuadernación. las más utilizadas, en orden económico ascendente, son:
    1. · Grapada: : es la encuadernación más económica. Las dos características principales de este sistema son que los pliegos que salen impresos de máquina se plegan en forma de cuadernillos y se colocan uno dentro de otro (embuchados) hasta conformar una revista. Y la otra, que los cuadernillos de cuatro páginas (dípticos) se sujetan mediante una o más grapas en el centro. Por esta razón la cantidad de páginas ha de ser siempre múltiplo de 4.

      En contraposición a la habitual grapa lisa está la grapa Omega, que forma una semicircunferencia en el exterior que sobresale y es para engarzar en una carpeta de anillas.

      Se utiliza sobre todo para revistas, folletos, catálogos de empresa y programas, siempre dependiendo de la cantidad de páginas.
    2. · Alambre: es una encuadernación también económica pero más resistente que la grapada, con la ventaja de que las hojas pueden volverse 360º. Ideal para documentos de mucho uso. La cantidad de hojas no está sujeta a múltiplos. Hay dos clases de alambre y ambos sujetan la edición por uno de los lados a través de las perforaciones que se practican:

      1. - Espiral: es un alambre sencillo inclinado vs el lado de engarce. Existe en varios colores.
      2. - Wire-O: es un alambre doble y paralelo perpendicular al lado de engarce. Existe en varios colores. Se utiliza más que la espiral, pese a que el precio es muy parecido, pero es más presentable.

      Se utiliza sobre todo para catálogos, manuales, agendas, cuadernos y dosieres.
    3. · Pegada (también se llama fresada): las hojas de este tipo de encuadernación van pegadas. La cantidad de páginas tiene que ser múltiplo de 2. Es menos resistente que la encuadernación grapada o la cosida a hilo, con alguna excepción. Hay dos tipos distintos de pegamentos:

      1. - Cola EVA: es el pegamento tradicional, el que menos poder adhesivo tiene y, por tanto, mayor riesgo de desprendimiento de hojas.
      2. - Cola PUR: es el pegamento con mayor poder adhesivo, que casi equivale a una encuadernación cosida a hilo.

      Se utiliza libros, tesis, algunas revistas y catálogos y agendas.
    4. · Cosida (a hilo): es el tipo de encuadernación más resistente y algo más caro que la encuadernación pegada. En este sistema, al igual que en el grapado, los pliegos que salen impresos de máquina se plegan en forma de cuadernillos pero aquí se colocan uno encima del otro (alzado) hasta conformar un libro y luego se unen mediante un cosido a hilo. Además, es recomendable que la cantidad de páginas de la edición sea múltiplo de la cantidad de páginas que puede llevar el pliego impreso, y este depende del tamaño de la impresora.

      Se utiliza sobre todo para memorias, libros, tesis y algunas revistas y catálogos.
    5. · Tapa blanda (también llamada rústica): es la encuadernación en la que la cubierta no es rígida y normalmente se utilizan cartulinas de gramajes altos. Su cubierta puede llevar 1 o 2 solapas y estas pueden ser del tamaño de la portada o más cortas. La encuadernación de la tripa puede ser pegada o cosida a hilo y puede llevar sobrecubierta (también llamada camisa).
    6. · Tapa dura (cartoné): es la encuadernación en la que la cubierta es rígida, concretamente es un cartón compacto de más de un milímetro. En función del material que recubra ese cartón existen varios tipos de cartoné:
      1. - Tapa dura de cromo: una hoja impresa sin limitación de colores se pega a todo el cartón de la cubierta por su parte exterior.
      2. - Tapa dura de tela:: una pieza de tela natural o sintética se pega al cartón por su parte exterior. Este material tiene una gran limitación de impresión pues solo admite sistemas de estampación, serigrafía o relieves hundidos (golpe en seco). Por esta razón es muy habitual que lleven una sobrecubierta, que no tiene limitación de colores y acabados.
      3. - Tapa dura de piel:: es igual que en tela, pero utilizando piel natural animal o sintética.

      Otras partes importantes de la encuadernación son:
      1. - Lomo: puede llevar múltiples acabados de ennoblecimiento. Habitualmente por la parte interior, tanto arriba como abajo, se colocan unos embellecedores multicolor llamados cabezadas.
      2. - Guardas: son las partes interiores de la cubierta. Normalmente van en papel, impreso o sin imprimir, aunque a veces se pueden utilizar algunos tipos de tela.
      3. - Punto de lectura: es una o varias cintas de tela que van sujetas por la parte superior de la edición y hace las veces de un marcapáginas.

      Se utiliza como cualquier libro pero con un plus de calidad y presentación.

    7. · FLEXIBOOK (Flexbinder): es una encuadernación intermedia entre la tapa blanda y la tapa dura. Por un lado tiene casi todas las características de la dura pero con la cubierta flexible, aunque más rígida que la blanda. Puede llevar solapas.

     Compartir